Bolsos maternales: lo que debes llevar para el hospital

Ya pasó el tiempo y falta poco para que nazca tu bebé. La mejor manera de pasar esta última etapa es permaneciendo tranquila y relajada. Para ello, te va a ayudar saber que tienes todo preparado para cuando llegue el gran momento.

Ya pasó el tiempo y falta poco para que nazca tu bebé. La mejor manera de pasar esta última etapa es permaneciendo tranquila y relajada. Para ello, te va a ayudar saber que tienes todo preparado para cuando llegue el gran momento, lo que debes llevar en los bolsos maternales.

¿Qué debes llevar al hospital en los bolsos maternales?

Para presentar en el momento de la admisión:

  • Últimos exámenes médicos
  • Documento de identidad
  • Documentación cobertura médica

Para el trabajo de parto:

  • Libro y/o música que te guste: para relajarte durante el trabajo de parto o luego del nacimiento.
  • Teléfono celular: para avisar a tu familia, contar la buena nueva, etc.
  • Cámara de fotos, rollos y/o filmadora: para registrar estos momentos.
  • Set de tocador con todos tus elementos para el cuidado y belleza personal.

Para el posparto:

  • 2 camisones cómodos: deben ser holgados, y si tienen las aberturas para amamantar, mejor.
  • Sostén para amamantar: de un buen tamaño, ya que tus senos se llenarán de leche unos días después del parto.
  • Protectores mamarios: son discos absorbentes que se ponen entre el pezón y el corpiño para proteger tu ropa de posibles derrames.
  • Apósitos posparto: para el leve sangrado que ocurre luego del parto.
  • Bombacha alta o trusa: algunos la recomiendan para sujetar bien la panza luego del parto.
  • Para tu bebé:
  • Pañales para recién nacido.
  • Toallitas húmedas para recién nacido.
  • 3 Conjuntitos de ropa.
  • Batitas.
  • 1 Mantita.
  • 1 gorrito.

Recuerda que esta lista es solo una ayuda básica sobre esas cositas para el bebé y para ti, pero puedes requerir de adicionales dependiendo de tu estado de salud o tu tipo de parto. No olvides seguir tu instinto de madre, él no falla.

Te puede interesar

Insomnio y cansancio durante el post parto

Cuando el bebé está en casa, tus momentos de descanso dependen de su sueño. Incluso, es común que no logres dormir cuando tengas la oportunidad de hacerlo. Por suerte, se trata de una etapa que lograrás superar siguiendo algunos sencillos consejos.

  • Descansar no siempre implica dormir: si tu bebé está durmiendo y no tienes sueño, puedes aprovechar ese momento para hacer algo que te gratifique. Leer algo ameno, escuchar música o hacer ejercicios suaves puede resultar reparador. Prueba mantener una respiración lenta durante algunos minutos para reponer energía y relajarte.
  • Buena alimentación: el cansancio suele crispar los nervios; por eso, ayúdate con una buena dieta y evita las comidas pesadas, las bebidas colas y el café. Prueba infusiones alternativas de tilo o valeriana. También ten presente que no es momento para obsesionarse con dietas para bajar de peso.
  • Pasea a tu bebé: si tu pediatra lo permite, y no hace mucho frío o calor, puedes llevar a tu bebé de paseo en el cochecito por tu barrio. Cuando caminas te ejercitas y recuperas energía.
  • Apoyo familiar: puedes aprovechar los fines de semana para lograr un descanso más profundo. Busca delegar los cuidados de tu bebé en tu marido o en los abuelos. Cambiar los pañales o dar el biberón puede ser de gran ayuda para revertir parte del agotamiento que acumulas en la semana. Además, es importante que la familia esté atenta para advertir cualquier signo de depresión post parto, típico de este período.

Te puede interesar