Estrías y embarazo: ¿cómo combatirlas?

Las estrías son un problema frecuente durante el embarazo. Con cremas y masajes, se puede combatir su presencia en el abdomen, pecho, caderas y muslos.

Las estrías son un problema frecuente durante el embarazo. Con cremas y masajes, se puede combatir su presencia en el abdomen, pecho, caderas y muslos. Que las estrías y el embarazo son perturben esta etapa tan especial.

Durante la gestación del bebé, el cuerpo de la futura mamá sufre muchas transformaciones, tanto por los cambios hormonales como por el aumento de peso. Entre los cambios estéticos se destaca la aparición de estrías que, en su mayoría, desaparecen después del parto.

Estrías y embarazo: ¿qué son las marcas en la piel?

Las estrías se producen al romperse las fibras de elastina de la dermis. Si bien hay pieles más resistentes que otras, el aumento del volumen abdominal por causa del embarazo facilita la aparición de estas marcas en la piel. Estos son algunos puntos que debes tener en cuenta para combatir este mal:

La hidratación

Desde que se confirma el embarazo es importante mantener la piel:

  • Nutrida
  • Hidratada
  • Elástica

Entre las cremas hidratantes que se recomiendan en este período se destacan aquellas que tienen esencias naturales portadoras de vitamina A y E.

Otro punto que se debe tener en cuenta es la alimentación, ya que es muy importante a la hora de mantener la piel en buenas condiciones.

Los masajes en el embarazo

Lo ideal es colocar las cremas dos veces al día, por ejemplo, a la mañana y a la noche. Se recomienda hacerlo con movimientos ascendentes y circulares. También es bueno hacerla penetrar presionando suavemente con los dedos.

Después del parto

Por lo general, las estrías se presentan como líneas rojizas o rosadas y, cuando ya son más antiguas, alcanzan un color blanco. Estas marcas no suelen borrarse una vez que aparecen, pero existen maneras de disimular su presencia a través de algunos tratamientos.

Según el color y gravedad de las estrías, el médico especialista decidirá qué procedimiento es mejor. Las opciones vigentes actúan de la siguiente manera:

  • Estimulando las células productoras de pigmento
  • Restaurando la elasticidad de la piel y estimulando la producción de colágeno.

No olvides tomar estos consejos como parte de tu rutina. Si practicas esto frecuentemente verás los resultados pronto y podrás ser una embarazada y sexy.

Te puede interesar

Dolor de cabeza en el embarazo

Algunas mujeres profundizan sus dolores de cabeza durante el embarazo. Otras, experimentan una mejoría. Cuáles son las causas de estos cambios y cómo actúan las hormonas.

Algunas mujeres profundizan su dolor de cabeza en el embarazo. Otras, experimentan una mejoría. Cuáles son las causas de estos cambios y cómo actúan las hormonas en esta etapa tan importante de tu vida, lo puedes conocer en este artículo. Desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia, las hormonas femeninas influyen en forma decisiva en la vida de la mujer. La concentración de estrógenos y progesterona se modifica cíclicamente e impacta en todos los órganos del cuerpo, en especial en el cerebro y en los vasos sanguíneos, que transportan la sangre al sistema nervioso.

El dolor de cabeza en el embarazo es normal

La caída del nivel de estrógenos es la responsable del sangrado menstrual, lo que permite la renovación del endometrio, para preparar al útero frente a un potencial óvulo fecundado. Sin embargo, los estrógenos no solamente tienen que ver con la reproducción, sino también son potentes moduladores del dolor.

Por esta razón, al cambiar su concentración en el cuerpo aumenta la predisposición de la paciente a sufrir dolores de cabeza. Este mecanismo explica por qué más del 50 por ciento de las mujeres sufren migrañas o jaquecas durante la menstruación.

¿Y en el embarazo?

Un 75% de las mujeres experimentan una franca mejoría de sus dolores de cabeza durante el segundo y tercer trimestre de gestación. Incluso las que tienen migrañas relacionadas con los ciclos menstruales tienen, en esta etapa, probabilidades de que mejore o desaparezca el dolor durante el embarazo. Sin embargo, el restante 25% de las mujeres embarazadas sufren un agravamiento de sus dolores de cabeza en los siguientes aspectos:

  • Frecuencia de aparición
  • Intensidad del dolor

Además, es necesario señalar que aproximadamente 10 de cada 100 mujeres inician sus migrañas con el embarazo, y muchas veces los dolores de cabeza comienzan antes de que la mujer se entere de su nuevo estado.

De hecho, a veces esta molestia se considera un síntoma del embarazo y representa un problema serio si la futura mamá toma medicamentos que están prohibidos en este período, por lo que se recomienda no automedicarse ante la mínima sospecha de estar en la dulce espera.

Te puede interesar