¿Cómo superar el aumento de de peso en el embarazo?

Sin excesos, el aumento de peso es normal y saludable en el desarrollo de tu embarazo. Y después, ¡tranquila!, naturalmente recuperarás tu peso

Sin excesos, el aumento de peso en el embarazo es normal y saludable en el desarrollo de tu embarazo. ¡Tranquila!, naturalmente recuperarás tu peso, eso sí, si llevas una correcta nutrición en esa etapa. Recuerda que como hemos dicho en otros artículos, debes tener una alimentación saludable para ti y para tu bebé.}

El aumento de peso es completamente normal en este período,  no significa que tú estés engordando. El bebé, el líquido amniótico, la placenta, el aumento de sangre y el crecimiento de tus pechos representan la mayor parte del peso que adquieres.

Papel del apetito en el aumento de peso en el embarazo

Es verdad que vas a tener más apetito, pero tampoco tomes al pie de la letra “el comer por dos”. El aumento de peso es normal y saludable, pero no es bueno hacerlo en exceso. Éste puede producir:

  • Partos prematuros
  • Diabetes
  • Alta presión arterial.

En el primer trimestre la variación no va a ser tan grande y hasta puedes disminuir de peso debido a los vómitos y las náuseas. Va a ser más notoria en el segundo trimestre, que es cuando comienza la barriguita, y en el tercero, que es cuando el bebé más crece en tamaño.

¿Cuánto peso de aumenta?

Una mujer de peso promedio debería aumentar entre 9 y 14 kilos. Esto variará en función de varios factores, como tu peso anterior, si esperas mellizos o tu estatura. Tu obstetra es el que mejor puede guiarte en este sentido.

En ningún caso debes realizar una dieta para bajar de peso, a menos que sea prescrita por tu médico. Luego del parto vas a perder la mayor parte de este y el restante es tu reserva energética para la lactancia. Una mamá que no ha ganado suficiente peso va a tener falta de vitaminas y minerales para el amamantamiento.

Te puede interesar

Aumento del líquido amniótico

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

 

Es posible que durante el embarazo haya un aumento de este al que se le denomina polihidramnio o hidramnio. Las causas que lo provocan no son muy conocidas, pero la diabetes materna puede presentar mayores riesgos.

Otros factores influyentes son la presencia de anormalidades gastrointestinales del bebé o problemas en su sistema nervioso, la vejiga o los riñones.

Síntomas del aumento del líquido amniótico

Los síntomas principales que te puede provocar son un crecimiento repentino de tu útero, contracciones y molestias abdominales en el embarazo, sin embargo estos se pueden presentar de diferentes formas en cada caso. Por este motivo la cantidad de líquido amniótico se controlará en tus chequeos prenatales a través de mediciones realizadas en las ecografías.

En la mayoría de los casos se produce durante el último periodo del embarazo regulándose por sí sólo. Sin embargo, si este ocurre en los primeros meses aumenta las probabilidades de que el útero en el embarazo se extienda demasiado, provocando un rompimiento prematuro de bolsa, partos prematuros, complicaciones con el cordón umbilical, desprendimiento de la placenta o problemas en el crecimiento del bebé.

El tratamiento se establecerá dependiendo de tu historial médico, la cantidad de líquido amniótico y la etapa del embarazo en la que estás. Puede incluir un control más frecuente de la evolución del embarazo y medicamentos para reducir la cantidad de líquido.

Te puede interesar