Dolor en los dedos en el embarazo

Entre todos los cambios hormonales que suceden durante el embarazo están los neurológicos, que pueden ocurrir por afecciones directamente en los nervios o por la

Entre todos los cambios hormonales que suceden durante el embarazo están los neurológicos, que pueden ocurrir por afecciones directamente en los nervios o por la compresión de nervios, debido a la retención de líquido tan común durante el embarazo.
Este último es el caso del síndrome del túnel carpiano. Esta afección puede producirte dolor como si sintieras agujazos u hormigueo en tus dedos pulgar e índice.
Sin embargo, el dolor de espalda se produce mayormente por el aumento progresivo de peso que tiene que soportar tu columna, el que se distribuye principalmente alrededor de tu cintura.

Cómo tratar el dolor de los dedos en el embarazo

También puedes sentir cierto adormecimiento y debilidad en tus dedos. Con muy poca frecuencia estos síntomas pueden extenderse también a tu mano o parte de tu antebrazo.
Para tratarlo lo mejor es dormir con una férula en la mano, ya que esta tablita mantendrá tu mano inmóvil en una posición media y también evitará que sin querer duermas sobre tu mano.
Durante el día puedes levantar la mano por encima del nivel de tu cabeza y hacer movimientos con los dedos.
La acupuntura también puede ser un buen método para ayudarte a aliviar esta sensación, sin embargo, no deberías preocuparte mucho por esta complicación ya que de todos modos desaparecerá después del parto.
En muy pocos casos el dolor es importante y no cede aún después del parto. El médico entonces evaluará el tratamiento, que en general es quirúrgico.

Te puede interesar

Aumento del líquido amniótico

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

 

Es posible que durante el embarazo haya un aumento de este al que se le denomina polihidramnio o hidramnio. Las causas que lo provocan no son muy conocidas, pero la diabetes materna puede presentar mayores riesgos.

Otros factores influyentes son la presencia de anormalidades gastrointestinales del bebé o problemas en su sistema nervioso, la vejiga o los riñones.

Síntomas del aumento del líquido amniótico

Los síntomas principales que te puede provocar son un crecimiento repentino de tu útero, contracciones y molestias abdominales en el embarazo, sin embargo estos se pueden presentar de diferentes formas en cada caso. Por este motivo la cantidad de líquido amniótico se controlará en tus chequeos prenatales a través de mediciones realizadas en las ecografías.

En la mayoría de los casos se produce durante el último periodo del embarazo regulándose por sí sólo. Sin embargo, si este ocurre en los primeros meses aumenta las probabilidades de que el útero en el embarazo se extienda demasiado, provocando un rompimiento prematuro de bolsa, partos prematuros, complicaciones con el cordón umbilical, desprendimiento de la placenta o problemas en el crecimiento del bebé.

El tratamiento se establecerá dependiendo de tu historial médico, la cantidad de líquido amniótico y la etapa del embarazo en la que estás. Puede incluir un control más frecuente de la evolución del embarazo y medicamentos para reducir la cantidad de líquido.

Te puede interesar