Recetas para el embarazo: recetas vegetarianas

Estar embarazada y ser vegetariana no son incompatibles, pero debes asegurarte de que las necesidades nutricionales estén cubiertas. Aquí te dejamos ideas para que disfrutes de unos platos deliciosos y saludables.

Estar embarazada y ser vegetariana no son incompatibles, pero debes asegurarte de que las necesidades nutricionales estén cubiertas. Aquí te dejamos  algunas recetas para el embarazo para que disfrutes de unos platos deliciosos y saludables.

 

Recetas para el embarazo: Sopa de verduras

Te aportará vitamina A, B, C, proteínas y ácidos grasos.

Ingredientes:

  • 4 zanahorias
  • 2 papas
  • 1 calabaza pequeñas
  • 4 mazorcas pequeñas
  • 100 gr. de arvejas
  • 2 batatas
  • 2 cebollas de verdeo
  • 2 puerros
  • 1 rama de apio
  • Sal marina a gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:

Cortar las verduras en cuadraditos pequeños. Poner a hervir el agua y cuando esté a punto de hervir, colocar primero las zanahorias, 10 minutos después las papas, calabaza y batatas, 10 minutos más y colocar los demás ingredientes menos la sal. Cocinar a fuego lento por 45 minutos aproximadamente y cuando esté lista apagar el fuego, agregar el aceite y la sal, revolver bien y ¡listo!

Recetas para el embarazo: Pizza integral al ajillo

Te aportará proteínas, ácido fólico, vitaminas A, B1, calcio, hierro, Zinc y si preferís la opción con brócoli tendrás abundante vitamina A y K.

Ingredientes para la masa:

  • 500 gr. harina de trigo integral fina
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza en polvo
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de sal marina
  • Agua tibia

Ingredientes para la salsa:

  • 2 kg. de tomates
  • 8 dientes de ajo picadito
  • sal, aceite, jengibre a gusto
  • 1 cucharada de condimento para pizza
  • 1 morrón cocido
  • 1 taza de perejil picado
  • Aceitunas (a gusto)

Preparación de la masa:

Disolver la levadura en agua tibia, agregarle el aceite. Colocar la harina en un recipiente donde podamos hacer la mezcla. Airear la masa con las manos y luego ir vertiendo gradualmente el agua con la levadura. Cuando se hayan unido amasar con la palma muchas veces tratando de formar una masa tierna y elástica. Dejar reposar en un recipiente envuelto con una bolsa plástica para que descanse unos 45 minutos aproximadamente.

Aceitar con un pincel la pizzera y espolvorear con harina, humedecerse las manos y tomar una porción de masa para estirarla en el molde. Una vez estiradas, dejar leudar unos minutos cerca del horno que ya se puso a calentar. Luego cocinar la masa unos 15 o 20 minutos y luego colocaremos la cubierta elegida y terminar con perejil picado, aceitunas y tiritas de morrón.

Preparación de la salsa:

Picar el ajo y saltearlos en una sartén, verter los tomates previamente rallados y luego agregarle el condimento para pizza, sal y una pizca de jengibre. Cocinar 10 minutos al máximo.

Opción de cubierta de brócoli:

Ingredientes:

  • 1 planta de brócoli cocida al vapor
  • ½ morrón picadito
  • 3 dientes de ajo picado

Preparación:

Saltar el ajo y el morrón, luego cuando esté un poco doradito agregar el brócoli, mezclar y condimentar con sal a gusto y listo.

Recetas para el embarazo: Budín con frutas

Para culminar este sabroso y nutritivo almuerzo o cena, el budín te aportará carbohidratos y ácidos grasos como también ácido fólico, hierro, zinc y calcio y vitamina D y B12 si utilizas leche de soya fortificada.

Ingredientes:

  • 2 tazas de avena extra fina
  • 1 taza de harina de gluten
  • ½ taza de harina integral
  • 1 taza de azúcar rubia integral
  • 1 taza de aceite de girasol o de maíz
  • Jugo y ralladura de un limón
  • ½ litro de leche de soya (preferiblemente fortificada)
  • 100 gr. de pasas de uva
  • 100 gr. de nueces y almendras (cortes)
  • Semillas de ajonjolí y de lino a gusto
  • 50 gr. de levadura

Preparación:

Disolver la levadura en leche tibia, licuar o batir hasta que quede bien homogénea, luego agregarle el aceite. Mezclar todas las harinas, con las manos abiertas mezclar dejando que tome aire, luego formar un hueco y colocar de a poco la mezcla de la levadura. Luego agregar el jugo y la ralladura del limón, luego el azúcar, seguir mezclando tratando de lograr una maza y por último agregar las frutas y la mitad de la cantidad de las semillas. Humedecer las manos, amasar y trabajar la masa hasta lograr el punto de elasticidad que necesita. Dejar descansar unos 50 minutos o más si es posible, envuelto en una bolsa plástica. Luego aceitar y enharinar la budinera, colocar la maza y dejar leudar el doble, colocar por arriba algunas semillas de lino y hornear a fuego moderado unos 50 minutos.

Te puede interesar

Dolor de cabeza en el embarazo

Algunas mujeres profundizan sus dolores de cabeza durante el embarazo. Otras, experimentan una mejoría. Cuáles son las causas de estos cambios y cómo actúan las hormonas.

Algunas mujeres profundizan su dolor de cabeza en el embarazo. Otras, experimentan una mejoría. Cuáles son las causas de estos cambios y cómo actúan las hormonas en esta etapa tan importante de tu vida, lo puedes conocer en este artículo. Desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia, las hormonas femeninas influyen en forma decisiva en la vida de la mujer. La concentración de estrógenos y progesterona se modifica cíclicamente e impacta en todos los órganos del cuerpo, en especial en el cerebro y en los vasos sanguíneos, que transportan la sangre al sistema nervioso.

El dolor de cabeza en el embarazo es normal

La caída del nivel de estrógenos es la responsable del sangrado menstrual, lo que permite la renovación del endometrio, para preparar al útero frente a un potencial óvulo fecundado. Sin embargo, los estrógenos no solamente tienen que ver con la reproducción, sino también son potentes moduladores del dolor.

Por esta razón, al cambiar su concentración en el cuerpo aumenta la predisposición de la paciente a sufrir dolores de cabeza. Este mecanismo explica por qué más del 50 por ciento de las mujeres sufren migrañas o jaquecas durante la menstruación.

¿Y en el embarazo?

Un 75% de las mujeres experimentan una franca mejoría de sus dolores de cabeza durante el segundo y tercer trimestre de gestación. Incluso las que tienen migrañas relacionadas con los ciclos menstruales tienen, en esta etapa, probabilidades de que mejore o desaparezca el dolor durante el embarazo. Sin embargo, el restante 25% de las mujeres embarazadas sufren un agravamiento de sus dolores de cabeza en los siguientes aspectos:

  • Frecuencia de aparición
  • Intensidad del dolor

Además, es necesario señalar que aproximadamente 10 de cada 100 mujeres inician sus migrañas con el embarazo, y muchas veces los dolores de cabeza comienzan antes de que la mujer se entere de su nuevo estado.

De hecho, a veces esta molestia se considera un síntoma del embarazo y representa un problema serio si la futura mamá toma medicamentos que están prohibidos en este período, por lo que se recomienda no automedicarse ante la mínima sospecha de estar en la dulce espera.

Te puede interesar