Juegos para jugar con tu bebé

¡Es oficial! Tu pequeño está en movimiento y gran parte del tiempo tendrás que perseguirlo. Además de asegurarte de que se mueva por lugares sin ningún peligro, es necesario encontrar algunas actividades divertidas para que juegues con él. Hemos recopilado algunas de ellas que son muy fáciles y que puedes ejecutar usando cosas que ya tienes en la casa.

Estas son 10 sugerencias no sólo divertidas, sino que asegurarán que tu pequeño duerma mejor, por lo que es bueno tener estas sesiones de juego cuando tu bebé esté activo y motivado. Jugar justo antes de la siesta o cuando está cansado es probable que los sobre-estimule. Recuerda, tendrás que supervisarlo de cerca en todo momento.

Diez maneras de jugar activamente

1. Pintar remolinos

Equipo:

1. Yogur o pintura comestible

2. Una hoja grande de cartón

3. Colorante de alimentos

Instrucciones:

• Vierte parte del yogur sobre el cartón y muéstrale a tu pequeño cómo hacer remolinos

• Déjalos jugar con el yogur y mira el efecto esto crea en tu bebé.

• Añade colorante de alimentos para  darle un efecto visualmente estimulante.

2. Hora un rocío

Equipo:

1. Un atomizador

2. Una toalla

Instrucciones:

• Esta es una actividad perfecta para un día caluroso.

• Utilizando el atomizador de agua, dale un pequeño rocío a tu bebé.

• Mira la respuesta de tu bebé frente a eso. La mayoría de los bebés aman el chorro de agua por lo que querrá que los persigas para mojarlos.

• Permite que sostengan el atomizador y que te rocíen a ti.

• Juntos pueden hacer un juego de perseguir y mojarse mutuamente.

• Ten una toalla a la mano para secarse después.

3. Hora de hacer música

Equipo:

1. Ollas y sartenes

2. Cucharas de madera o espátulas resistentes

Instrucciones:

• Busca unas cuantas ollas y sartenes (preferentemente las viejas).

• Con tu pequeño en tus piernas y con las cucharas o las espátulas golpea los recipientes, primero lentamente y luego un poco más rápido.

• A continuación, jueguen con los sartenes. Esto lo familiarizará con la variación de los sonidos y el ritmo.

4. Carrera de obstáculos

Equipo:

1. Almohadas

2. Cajas de cartón (retire cualquier borde deshilachado o con  grapas)

3. Muebles tales como sillas, mesas de centro, etc.

Instrucciones:

• Haz una pista de obstáculos sencilla y deja que se arrastre sobre las almohadas, por dentro y alrededor de las cajas de cartón, a través de las patas de la silla y debajo de las mesas de centro. Es genial estimular sus habilidades motrices.

5. La persecución

Equipo:

1. Tú

Instrucciones:

• Esta es una gran edad para empezar a jugar a la persecución con tu bebé.

• Ya sea que estén gateando o empezando a caminar, es divertido perseguirlos y llenarnos de besos y abrazos.

• Tu también te animarás a perseguirlos ya que sabes que la recompensa es su cariño; También es una gran manera de gastar algo de su energía.

6. Hora de apilar.

Equipo:

1. Bloques de madera o juegos de tazas o cajas para apilar

Instrucciones:

• Apila algunos de los bloques y luego túmbalos suavemente.

• Coloca los bloques dentro de una caja y luego inclínalos.

• Permite que tu bebé te imite y anímalo también a apilar los bloques. Con esto, estás sentando las bases para el desarrollo de habilidades motoras finas.

7.El juego de halar y empujar

Equipo:

1. Una caja de mediana llena de juguetes

Instrucciones:

• Anima a tu pequeño a adoptar una posición de pie de tal forma que pueda empujar la caja sobre el suelo.

• Sujeta el otro lado de la caja firmemente y muévete con él lentamente por toda la habitación.

• Esto debería animarlos a caminar mientras empujan la caja.

• A medida que se vuelven más móviles, este juego puede volverse más rápido hasta que tu bebé esté corriendo alrededor de la habitación y empujando la caja sin ayuda.

8. lanzando balones

Equipo:

1.  Un balón grande como uno de fútbol o voleibol

Instrucciones:

• Cuando tu bebé ya sea activo, lánzale el balón girándolo sobre el suelo.

• Anímelos a devolverlo hacia ti o enviarlo a otro lugar de la habitación. De esta manera estarás ayudándolo con su coordinación mano-ojo.

9. Juego de la caja de cartón

Equipo:

1. Una caja de cartón grande (recuerda recortar cualquier borde afilado)

Instrucciones:

• Pon un par de sus juguetes favoritos en su interior para animarlos a entrar a explorar.

• Es posible que incluso desees recortar un agujero lo suficientemente grande para que puedan entrar y salir. De esa manera también pueden jugar "on ta bebé" y es una forma sencilla de introducir el concepto de interior y exterior.

10. El túnel del tren

Equipo:

1. Tu

Instrucciones:

• Cuando tu bebé esté gateando, ubícate frente a él con las piernas separadas.

• Anímalos a gatear bajo tus piernas y mientas lo hace has el sonido de un tren como "chu chu!" o el silbido.

• Puedes ayudarlo a aprender a gatear más rápido fingiendo que el túnel se cae a medida que pasa o alcánzalos para darles. Este es un muy buen juego para mejorar sus habilidades motoras. 

 

Te puede interesar

¿Porqué se le cae el pelo a mi bebé?

Es una pregunta muy frecuente en la consulta pediátrica y motivo de preocupación de las mamás y papás, al pensar que sus bebés pueden quedarse calvos.

Primero, es importante saber que al nacer los bebés tienen un pelo muy fino; algunos tendrán mucho, otros poco y otros practicamente nada, y cualquiera de los casos es completamente normal.

Lo más frecuente es ver alopecias (que es el término médico para definir la pérdida de cabello) en forma de "banda" en la región occipital, es decir en la parte trasera de su cabecita, y esto se debe sencillamente a la fricción continua de esa zona con el colchón o la almohada, pero a medida que tu bebé crezca, esté menos tiempo acostado, se mueva más y empiece a sentarse, se detendrá la pérdida de su pelo y comenzará a crecer más parejo. La edad normal en la que se da este tipo de alopecia en “banda” es antes de los 6 meses, de allí en adelante su pelito irá creciendo poco a poco.

También es muy habitual ver lo que denominamos "costras lácteas" que son una especie de escamas amarillentas que salen en el cuero cabelludo y que en ciertas ocasiones al caer producen también la caída del pelo, pero no te preocupes, es también normal y definitivamente ese pelo volverá a crecer.

Un caso menos frecuente es observar áreas del cuero cabelludo sin nada de pelito (alopecia), causada generalmente por hongos, lo cual sí requiere tratamiento antimicótico para curarse.

También puede haber pérdida de pelo en forma circular en pocas zonas que puede resolverse espontáneamente, pero en caso de que el cuadro persista o empeore en áreas más grandes, lo mejor es  acudir al dermatólogo pediatra para su tratamiento, que generalmente puede ser con corticoides tópicos o inyectables que se aplican directamente en el cuero cabelludo, o vitaminas como el complejo B y un mineral como el Zinc para fortalecerlo.

Por último existen niños (menores de  3 a 4 años)  que se halan los cabellos intensamente, y aunque lo hacen de forma inocente y muchas veces inconsiente, podrían quebrar su pelo y favorecer su caída. En estos casos es siempre mejor consultar con el pediatra ya que generalmente se debe a problemas tensionales del niño.

Una recomendación es no hacerle a tu bebé peinados como trenzas o cepillarlo enérgicamente ya que hala el pelito y puede ocasionar su caída.

Ante todo, quiero recomendarte que si tu bebé presenta pérdida de pelo después de los 6 meses, siempre consúltalo con el pediatra para descartar problemas nutricionales, relacionados con medicamentos, de índole médico o alguna lesión del cuero cabelludo. Eso sí, ten mucha paciencia ya que el crecimiento del pelo de los bebés que han presentado algún tipo de alopecia demorará algunos meses. Cada niño tendrá su ritmo de crecimiento,  pero no te preocupes que al final crecerá.

Dr. Fernando Sumalavia González

PEDIATRA


Te puede interesar