Tecnicas de lectura para ninos

  • Comienza a leerle a tu hijo desde el momento en que nace. Nunca es demasiado pronto para animar a tu hijo a desarrollar el amor por la lectura.
  • Léele a tu hijo todos los días. Haz que la lectura se vuelva una parte esperada y agradable de su rutina diaria.
  • ¡Haz la lectura divertida! Si te gusta leer, él también lo disfrutará y aprenderá a asociar la lectura con algo divertido.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda identificarse como aquellos que se relacionan con sus experiencias de vida.
  • Crea una conexión personal entre tu hijo y un libro.
  • Haz libros con tu hijo, acerca de él, de su familia, de su escuela, de su vida, entre otros. Esta es una gran manera de fomentar el amor por los libros.
  • Asegúrate de que tu hijo te vea leyendo, ya sean sus libros, el periódico o la caja del cereal, si ven que te gusta leer, también querrán hacerlo.
  • No escojas libros demasiado largos o complicados para su edad y experiencia. Si están cansados y confundidos por la dinámica, no querrán continuar.
  • ·• Lleva a tu hijo a una de las actividades de cuenteros en tu biblioteca más cercana. Estas actividades son a menudo seguidas por actividades artísticas y tu hijo asociará la lectura con diversión.
  • Elogia todo intento de lectura de tu hijo, incluso cuando son pequeños y sólo están "leyendo" de memoria o están cometiendo muchos errores. Cualquier esfuerzo que ellos hagan debe ser elogiado y recompensado.
  • Cómprales libros como regalos o recompensas sorpresa por su buen comportamiento.

Consejos para los padres

  • Lee a tu hijo todos los días.
  • Haz que la lectura en voz alta sea parte de la rutina de tu hijo. A los niños les gustan las rutinas diarias, estas les ayudan a sentirse seguros. Leerle a tu hijo es una muy buena forma de terminar el día y una buna forma de prepararlos para ir dormir.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda estar identificado y pueda interactuar, libros de repetición, rimas, historias predecibles o libros con patrones de palabras. Estudios han demostrado que leerles a los niños este tipo de libros mejorará notoriamente la manera en que aprenden.
  • Elije libros apropiados para su edad y con temas que llamen la atención de tu hijo.
  • Utiliza los libros duros y gruesos para los bebés. No se dañarán incluso sí pasan más tiempo en la boca de tu bebé que en sus manos.
  • No trates de enseñarle a tu hijo cuando estés leyendo con él. Haz que la lectura sea divertida y deja que tu hijo te interrumpa, haga preguntas y te cuente la historia si la conoce.
  • Se expresivo cuando leas. Si te emocionas con la lectura, tu hijo también se emocionará.
  • Incluso si tu hijo ya pueda leer solo, sigue leyéndole.
  • Pon sus libros en una estantería baja o en contenedores plásticos que puedan alcanzar y acceder fácilmente.
  • Haz libros con tu hijo. Esto ayuda a fomentar la lectura y es divertido para la familia también. Utiliza fotografías de tu hijo, de tus familiares, mascotas, juguetes u otras cosas que tu hijo reconozca en cada página. También puedes pegar un pedazo de papel, tela u otros elementos con textura que tu niño pueda sentir. Escribe una palabra o dos en letras grandes y claras debajo de las imágenes y júntalo todo con grapas o cintas.

Técnicas para incentivar la lectura

Es más probable que un niño que disfruta de la lectura preste atención, la cual es esencial para el aprendizaje. Estas son algunas técnicas que los padres pueden adoptar para incentivar a que sus hijos disfruten de la lectura.

  • Deja que tu hijo pase las páginas a su propio ritmo. Está bien si él quiere saltarse parte la historia.
  • Las palabras no son tan interesantes para los niños pequeños quienes no siempre las entienden. Puedes hacer la experiencia de lectura más interesante haciendo referencia a las imágenes y estableciendo conexiones con la vida cotidiana de tu hijo. No temas en desviarte un poco de la historia ya que a los niños les encanta cuando se hacen conexiones.
  • La interacción con las historias y la adaptación de las mismas son unas de las cosas más efectivas que un padre puede hacer para incentivar a su hijo a leer y ayuda a que los libros sean más divertidos.
  • En vez de corregir la pronunciación de tu hijo, ayúdale a mejorar su entendimiento. Su lectura mejorará conforme él se familiarice con las palabras y los sonidos.

Consejos para fotografiar a tu bebé

Consejos para fotografiar a tu bebé 

Desde el momento en que nacen, tus hijos se convertirán instantáneamente en el miembro más fotografiado de tu familia al capturar todos los momentos lindos, importantes y vergonzosos que hacen que te derritas de amor.

Anissa K, fotógrafa, comparte algunos consejos y trucos útiles para mejorar tus habilidades fotográficas y obtener excelentes fotos de tu bebé.

Iluminación

Los fotógrafos saben que uno de los puntos clave para conseguir una gran foto es tener buena iluminación.

Errores comunes

• Tomar fotos en cuartos oscuros y confiar demasiado en el flash

• Tomar fotos con luz solar muy brillante y directa

Consejos y trucos

• Maximizar la luz natural

• Si estás en interiores, utiliza una habitación con mucha luz natural

• recoge las cortinas para dejar entrar mucha luz y levanta las persianas para que no tengas sombras de rayas

• ve afuera

• Si hay demasiada luz solar, difúndela con una sábana o alguna tela blanca. También puedes poner al bebé en la sombra, sin embargo, no pongas sombras fuertes sobre su cara

¿Esto cómo ayuda?

• El uso de flash o luz solar brillante puede distraer a los niños, hacerlos sentir incómodos o hacerlos girar los ojos, además de que su piel es muy delicada

• La luz difusa es más suave y mucho más halagadora

La pose y los ajustes

Los niños no tienen que mirar directamente a la cámara en cada toma. Colócalo en su pose más natural, déjalo estar cómodo y toma las fotos de él haciendo lo que hace naturalmente.

Errores comunes

• Decirle al niño que se pare en algún lugar y luego pedirles que miren a la cámara y sonrían

• Dependiendo de la personalidad del niño esto puede no funcionar, especialmente cuando se vuelven más activos.

Consejos y trucos

• Toma fotos de ellos haciendo lo que les gusta hacer: Jugar con bloques o muñecas o disfrutar de una arenera.

• Toma tus fotos en un entorno habitual, así podrás capturar el lado más normal de su personalidad

• Las fotos cuentan una historia y documentan un momento de su vida o una etapa de su desarrollo

• Ten a un ayudante cerca para jugar “on ta bebé” o agitar un sonajero y poder captura una sonrisa real o incluso una risita.

• Esto también le da al niño un lugar para ver que no sea directamente a la cámara y te ayudará a capturar sus expresiones

• Recuerda que las fotos deben ser divertidas para el niño

¿Esto cómo ayuda?

• Si le pides a los niños que miren a la cámara, es probable que quieran hacer caras extrañas o hacer una sonrisa fingida

• Si están mirando a otra persona o un juguete, no se darán cuenta cuando tomes la foto

• En general, tus fotos serán más cálidas y naturales

Enmarcar la foto

En buenas fotos el niño es lo primero que ves por lo que enmarcar bien tu fotografía es la mejor manera de resaltar esto; aumenta el tamaño y recorta todas las cosas innecesarias del fondo.

Errores comunes

• Las personas tienden a mostrar mucho del fondo. Demasiado espacio alrededor del bebé, ya sea en la parte superior o inferior

• No centrar al bebé.  A menudo la persona es muy pequeña en relación a toda la imagen

• Cortar las piernas, o peor aún, su cabeza

Consejos y trucos

•Acercarte

• Si tu cámara no tiene una función de zoom o ya está al máximo, entonces da un paso más hacia el bebé

• Si se te olvida acercarte puedes editar la fotografía después, ya sea con algún software de tu computadora o en tu almacén de fotografía local cuando vayas a imprimir la foto.

• Intenta tomar 2 fotos: la primera debe ser una general, donde se vea tu hijo haciendo alguna actividad y la segunda toma puede ser un acercamiento de su cara.

• Intenta tomar fotos artísticas. Haz una toma de sus manos agarrando su primer juguete o una de sus minúsculos pies.

• No tengas miedo de girar la cámara para tomar una foto tipo retrato (vertical) en vez de una tipo paisaje (Horizontal).

• Cuando tomes una foto, asegúrate de que el fondo esté limpio y ordenado, que no haya montones de ropa ni montañas de juguetes.

¿Esto cómo ayuda?

• Cuando hay demasiado fondo o espacio libre en una foto, ésta parece muy saturada

• Algunos se olvidan del bebé y se centran en el fondo

• Si no puedes evitar un fondo desordenado, intenta tomar la foto en blanco y negro.

• Una imagen en blanco y negro ayudará a mantener el enfoque en el bebé y no en el fondo

Agáchate

Cambiar el ángulo en el que tomas la fotografía es otra técnica rápida y fácil para mejorar tus retratos.

Errores comunes

•Permanecer de pie

• Posarse sobre un niño pequeño hará que la postura y la foto se vean raras

Consejos y trucos

• No tengas miedo de arrodillarte, sentarte en el suelo o incluso acostarte con tu bebé para tomar la foto

¿Esto cómo ayuda?

• La foto será más sincera

• Podrás acercarte a su cara

• Podrás ver mejor sus expresiones

Te puede interesar